National Immigration Law Center
Sign up for email updates.

Our mission is to defend & advance the rights & opportunities of low-income immigrants and their family members.

Review Sought in Back-Pay Case

Compose

(** En español a continuación **)

FOR IMMEDIATE RELEASE
Wednesday, March 28, 2012

CONTACT
NILC: Adela de la Torre (213) 674-2832
AFL-CIO: Gonzalo Salvador (202) 637-5018

National Immigration Law Center and AFL-CIO Seek to Restore Rights for Wrongly Fired Immigrant Workers

Groups Ask the Second Circuit Court of Appeals to Review National Labor Relations Board Decision

WASHINGTON — The National Immigration Law Center (NILC) and the American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO) today asked the U.S. Court of Appeals for the Second Circuit to review a National Labor Relations Board (NLRB) decision denying back pay for workers who were fired after complaining about unfair working conditions at Mezonos Maven Bakery in Brooklyn, New York.

This legal effort to restore immigrant workers’ rights occurs exactly ten years after the Supreme Court decided in Hoffman Plastic Compounds v. NLRB that some wrongfully fired unauthorized workers are not entitled to back pay under National Labor Relations Act.

"Workers should never have to choose between voicing their concerns about workplace conditions and receiving a paycheck. Unfortunately, that choice was foisted upon the courageous workers at Mezonos Bakery. These workers should not be stripped of legal remedies available to all of us if we are subject to abusive behavior in the workplace," said Marielena Hincapié, executive director of the National Immigration Law Center. "We're filing this appeal today to fight to protect all workers' basic right to advocate for a fair and safe workplace."

This is the latest step in a nine year legal challenge to Mezonos Maven Bakery’s firing of the workers. The five plaintiffs in the lawsuit described horrendous conditions, where workers were forced to work 60 to 75 hours without receiving overtime and were subject to harassment. Workers were fired by this company after they complained about these conditions.

In the original charge filed with the NLRB, NILC and the AFL-CIO argued that because Mezonos Maven Bakery violated federal law by failing to verify the employees' work authorization when they were hired, the company should not be allowed to escape liability for the wrongful firings based on the Supreme Court’s Hoffman Plastic decision.  While an NLRB administrative law judge initially agreed that the Hoffman Plastic decision did not apply in this case, the NLRB, relying on Hoffman Plastic, reversed the decision and dismissed the award.

The NLRB’s ruling gives unscrupulous employers an incentive to hire unauthorized workers, whom they can hire and then illegally fire with impunity, and thereby depress the working conditions of all workers.

As Ana Avendaño, the AFL-CIO’s assistant to the president and director of immigration and community actions, stated: "If employers can violate the rights of undocumented workers with impunity, all workers suffer. Justice demands that all workers be allowed to speak out about unfair or unsafe conditions without fear of being fired for exercising their federally-protected workplace rights."

# # #


Para Divulgación Inmediata
Miércoles, 28 de marzo 2012

Contacto
NILC: Adela de la Torre (213) 674-2832
AFL-CIO: Gonzalo Salvador (202) 637-5018

Centro Nacional de Ley Migratoria y la AFL-CIO buscan restaurar los derechos de inmigrantes que fueron injustamente despedidos

El grupo pidió a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito que revise una decisión de la Junta Nacional de Relaciones Laborales

WASHINGTON – El Centro Nacional de Ley Migratoria (National Immigration Law Center, NILC) y la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés) le pidieron el día de hoy a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de los Estados Unidos que revise una decisión de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas en inglés) que le niega salarios de tramitación a los trabajadores que fueron despedidos después de quejarse de condiciones laborales injustas en Mezonos Maven Bakery en Brooklyn, New York.

Esta acción legal, cuyo objetico es restaurar los derechos de los trabajadores inmigrantes, ocurre justo diez años después del fallo del Tribunal Supremo de Justicia sobre el caso Hoffman Plastic Compounds v. NLRB, en el cual se decidió que los trabajadores que hayan sido injustamente despedidos no tienen derecho a recibir salarios de tramitación bajo la Ley Nacional de Relaciones Laborales.

“Los trabajadores no deberían tener que escoger entre expresar sus preocupaciones sobre las condiciones en sus lugares de trabajo y recibir un salario. Desafortunadamente, esa elección fue impuesta a los valientes trabajadores de Mezonos Bakery. A estos trabajadores no se les debería quitar los recursos legales que están disponibles para el resto de nosotros, si es que son víctimas de abusos en sus lugares de trabajo”, señaló Mariaelena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Ley Migratoria. “Estamos apelando este caso el día de hoy para luchar por la protección de los derechos básicos de los trabajadores para poder abogar por un lugar de trabajo justo y seguro”.

Este es el último paso en los nueve años que ha durado el proceso legal en contra de Mezonos Maven Bakery por el despido de estos trabajadores. Los cinco demandantes en este juicio han descrito condiciones laborales terribles, en donde los trabajadores estaban forzados a trabajar de 60 a 75 horas sin recibir paga de sobretiempo y también que fueron víctimas de acosos. Los trabajadores fueron despedidos después de que se quejaron sobre estas condiciones.

En los cargos originales realizados ante la NLRB, NILC y la AFL-CIO argumentaron que debido a que Mezonos Maven Bakery violó la ley federal al no verificar el permiso de trabajo de los empleados cuando fueron contratados,  la compañía no debería ser exenta de responsabilidad por haber despedido injustamente a estos trabajadores, basándose en la decisión de Hoffman Plastic del Tribunal Supremo de Justicia. Mientras que un juez administrativo de la NLRB inicialmente estuvo de acuerdo que la decisión de Hoffman Plastic no aplicaba a este caso, la NLRB, basándose en Hoffman Plastic rechazó esta decisión y anuló la adjudicación.

El fallo de la NLRB le otorga los empleadores inescrupulosos un incentivo para emplear a trabajadores que no tienen la debida autorización de trabajo, a quienes se les puede contratar y después despedir ilegalmente con impunidad y, por lo tanto, afecta negativamente a las condiciones laborales de todos los trabajadores.

Ana Avendaño, asistente del presidente y directora de inmigración y de acción comunitaria para la AFL-CIO, señaló respecto a este caso que “si los empleadores pueden violar los derechos de los trabajadores indocumentados con impunidad, todos los trabajadores son afectados. La justicia demanda que se le permita a todos los trabajadores hablar sobre condiciones laborales poco seguras o injustas sin temer de ser despedidos, sólo por ejercer sus derechos en el lugar de trabajo que son protegidos por la ley federal”.

# # #