National Immigration Law Center
Sign up for email updates.

Our mission is to defend & advance the rights & opportunities of low-income immigrants and their family members.

Exención provisional de la presencia no autorizada

Compose

ENERO DEL 2012  |  Descargar Adobe PDF icon  |  English version


Nuevo proceso de exención provisional ayudará a muchos buscando hacerse residentes


El Departamento de Seguridad Nacional (“DHS” por sus siglas en inglés) ha emitido una nueva regla que permitirá a ciertas personas que tienen familiares que son ciudadanos estadounidenses, pero que tienen que salir de EE.UU. como parte del proceso de ser elegibles para la residencia permanente legal, a completar una parte fundamental del proceso de solicitud antes de salir de EE.UU. El nuevo proceso reduce el riesgo de que a tales personas se les niegue el reingreso a EE.UU. y reduce el tiempo que pasen en el extranjero separados de sus familias. DHS emitió la nueva regla el 3 de enero del 2013. El cambio en el proceso entrará en vigor el 4 de marzo del 2013.

Historial

Las personas que entraron a EE.UU. sin haber sido “inspeccionadas” por un oficial de inmigración estadounidense generalmente no pueden obtener la residencia permanente (“green card”) mientras están en EE.UU. En cambio, ellos tienen que salir de EE.UU. y completar el trámite de sus solicitudes para la residencia permanente al consulado estadounidense en el extranjero.

Después de que un cambio en la ley de inmigración de 1996 creó lo que se conoce como los “castigos por presencia desautorizada” (en inglés, “unlawful presence bars”), irse de EE.UU. para procesar sus solicitudes de residencia permanente en un consulado ya no era una opción viable para la mayoría de personas que habían entrado a EE.UU. sin inspección. Esto se debe a que bajo los castigos de presencia desautorizada, las personas que hayan estado en EE.UU. sin permiso durante seis meses se les prohíbe volver a entrar a EE.UU. durante tres años una vez que salgan. Además, cualquier persona que ha estado en EE.UU. sin permiso por un año o más se le prohíbe volver a entrar en el país por diez años, a menos que a la persona se le conceda una exención (en inglés, “waiver”).

Exenciones del castigo de 3 y 10 años de presencia desautorizada sólo están disponibles para las personas que puedan demostrar que ciertos miembros de su familia sufrirían “dificultades extremas” acaso de que se les niegue el reingreso a EE.UU. Bajo la regla actual (la que está vigente hasta el 4 de marzo), una persona puede solicitar esta exención sólo en un consulado en el extranjero después de que el castigo de presencia desautorizada se active, es decir, sólo después de que la persona salga de EE.UU. Como resultado de este proceso, miles de personas con lazos familiares fuertes en EE.UU. se han “cercado” dentro de EE.UU., donde no tienen derecho a obtener su residencia permanente, porque no quieren correr el riesgo de una separación de diez años de sus seres queridos en caso de que salgan del país y su solicitud de exención sea negada.

¿Qué es una exención provisional “desde EE.UU.”?

La nueva regla del DHS eliminaría el riesgo de la separación familiar para ciertas personas con miembros de su familia que sean ciudadanos estadounidenses. La regla cambia el procesamiento de la exención de impedimento para reingresar al permitir que las personas que califican soliciten una “exención provisional” antes de salir de EE.UU. Las personas cuyas solicitudes de exención provisional hayan sido aprobadas entonces podrían viajar al extranjero sabiendo que una exención se les concederá, reduciendo el riesgo de que se les niegue el reingreso. El nuevo proceso también reducirá el tiempo que estas personas estén en el extranjero, lejos de sus familias, ya que una gran parte del tiempo del proceso de la residencia permanente ya se habrá completado antes de salir de EE.UU.

¿Quién puede solicitar ésta exención nueva?

Para calificar para una exención provisional, el solicitante debe ser el beneficiario de una petición de visa de inmigrante como un familiar directo. Un familiar directo es una persona que pertenezca a una de las siguientes categorías: (1) tiene un cónyuge que es ciudadano de EE.UU., (2) tiene un padre que es ciudadano de EE.UU., si la persona es menor de 21 años y está soltero, o (3) tiene un hijo o una hija que es ciudadano de EE.UU., si el hijo o la hija es mayor de 21 años.

Después de que la petición de visa de inmigrante sea aprobada, el solicitante debe comenzar el “proceso consular.” El solicitante puede pedir la exención provisional al presentar el Formulario I-601A.[1] Para obtener la aprobación de la exención, el solicitante tiene que demostrar que su cónyuge ciudadano de EE.UU. o un padre ciudadano de EE.UU. sufriría “dificultades extremas” si al solicitante se le negara el reingreso a EE.UU. Tenga en cuenta que mientras que el miembro de la familia que sufre esta dificultad suele ser el patrocinador de la petición del familiar directo del solicitante, él o ella no tiene que ser.[2]

Después de que la I-601A sea aprobada, el solicitante completa una serie de formularios y será programado para una entrevista consular en el extranjero. Si los formularios y la entrevista no revelan ningún otro motivo para negarle la admisión a EE.UU., al solicitante se le concede una visa de inmigrante para entrar a EE.UU.

¿Quién no es elegible para esta exención?

Una persona no es elegible para la exención si él o ella:

  • Fue declarado culpable de un delito, o participó en conducta, que lo haga no admisible a EE.UU.;
  • Tiene menos de 17 años en el momento de la solicitud;
  • Está en proceso de deportación (a menos que el proceso sea administrativamente cerrado) o tiene una orden de deportación pendiente, o
  • Fue programado para una entrevista consular antes del 3 de enero de 2013 referente a la solicitud del familiar directo la cual es la base de la solicitud de la exención provisional.

¿Qué sucede si una solicitud de exención es denegada?

Las personas cuya solicitud de exención provisional se les niega no necesitan salir de EE.UU. para completar el proceso consular. DHS ha dicho que no contempla iniciar procesos de deportación contra personas cuyas solicitudes son rechazadas, a menos que tengan un historial criminal, cometieron fraude, o representan una amenaza para la seguridad pública.

¿Tiene el solicitante necesidad de la ayuda de un abogado para registrar la exención?

Solicitar la residencia permanente a través de este nuevo proceso requerirá que la persona presente formularios y la documentación en tres etapas diferentes: (1) la etapa de petición por un familiar directo, (2) la etapa de aplicación para la exención, y (3) la etapa del proceso consular, que incluye una entrevista. Mientras cada caso es diferente, la solicitud de exención será la parte más complicada del proceso para la mayoría de los solicitantes. Demostrar que un miembro de la familia va a sufrir “dificultades extremas” es una tarea difícil que implica una revisión a fondo sobre el estado e historial financiero, médico, y de salud mental de la familia. Un abogado puede ayudarle a evaluar si existen otros problemas que pueden impedirle regresar a EE.UU. si se utiliza este proceso para solicitar la residencia permanente.

Si necesita ayuda legal, consulte sólo a un abogado de inmigración calificado o un representante acreditado.



[1] Cuando el formulario I-601A se publique, estará disponible en la sección “Formularios” en el sitio web del Servicio de Inmigración y Ciudadanía: http://tinyurl.com/y3ffyd.

[2] De hecho, para las personas que califican como familiares directos debido a que tienen un hijo adulto que es ciudadano de EE.UU. (categoría 3, arriba), el miembro de la familia que sufre la dificultad no puede ser el miembro de la familia solicitando porque las dificultades sólo se consideran si son sufridas por un cónyuge o padre que es ciudadano estadounidense.